Próximas salidas

Del 20 al 27 de junio Parroquia de Santa Ana (Archidona) y Nuestra señora de Fátima (Málaga)

Del 30 de agosto al 6 de septiembre Parroquia de San Miguel

¿Por qué peregrinar a Polonia? ¿Qué pasó allí?

Polonia ha sido un país clave para el catolicismo mundial del siglo XX. Fue el país del bloque comunista que conservó el mayor número de fieles católicos y, durante la ocupación nazi, algunos de los más grandes santos del siglo pasado fallecieron en sus campos de concentración.

Es el caso de Edith Stein (Santa Teresa Benedicta de la Cruz) y San Maximiliano Kolbe que murieron en Auschwitz. De origen polaco es también una de las devociones más extendidas hoy, la de la Divina Misericordia, que le fue revelada a otra santa polaca, Santa Faustina Kowalska. Pero si hay un santo de esta tierra por el que vale la pena visitarla ese es Karol Wojtyla, San Juan Pablo II, el papa que cambió el rumbo de la historia.

¿Por qué hacer tantos kilómetros para conocer a San Juan Pablo II?

Resulta curioso que Polonia se haya convertido en uno de los lugares de peregrinación más visitado en el mundo católico. Personas venidas de todas partes del mundo acuden cada año a devolver el cariño y la generosidad que recibieron del gran santo polaco, San Juan Pablo II. El conocido como “papa viajero” nos mostró con su ejemplo, la necesidad de peregrinar, de salir de nuestras comodidades, de ponernos en camino para buscar a Cristo. Desde 1979 hasta 2004, San Juan Pablo II realizó un total de 104 viajes fuera de Italia, visitando 129 países. En total, recorrió 1.162.000 kilómetros, lo que equivale a 29 vueltas al mundo o, lo que es lo mismo, 3 viajes de la tierra a la luna.

¿Cuáles son los lugares claves en una peregrinación a Polonia?

El recorrido espiritual que realiza el peregrino a Polonia es una experiencia inolvidable. Primero descenderemos hasta las profundidades más negras y oscuras del ser humano, al infierno de los campos de concentración de Auschwitz, declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. La visita incluye la celda de San Maximiliano Kolbe y el Museo del Martirio. La visita continúa por la preciosa ciudad de Cracovia, sus mercados, sus iglesias, sus castillos y el barrio judío Kazmierz, donde fue rodada la película de Steven Spielberg “La Lista de Schindler” y que hasta hoy en día guarda su ambiente encantador de los tiempos de antes de la Segunda Guerra Mundial. El recorrido va llevándonos hasta el cielo, visitando lugares santos como Wadowice, el pueblo natal de Juan Pablo II, la casa donde nació, la Parroquia de Santa Maria del siglo XV donde fue bautizado y la Iglesia de San Pedro, construida en ofrenda por la ciudad en gratitud por la recuperación del Papa tras el atentado de 1.983. Por supuesto, el recorrido pasa por Czestochowa, donde se encuentra el Monasterio de Jasna Gora, el santuario más importante de Polonia. Ante la imagen de la Virgen de Czestochova, “la virgen negra”, como se le conoce popularmente, el peregrino en tierras polacas siente haber ascendido al fin desde lo más profundo y vil de la condición humana a la cumbre más alta de la pureza y perfección: junto a María, la madre de Dios. Cada jornada, celebraremos además la Santa Misa.

¿Qué temperatura hace en Polonia? ¿Qué ropa debo llevar?

El clima de Polonia es continental húmedo. Los inviernos son fríos y los veranos suelen ser templados. En verano, las temperaturas pueden alcanzar fácilmente los 35°C. También puede haber tormentas repentinas por lo que es importante llevar un impermeable. En invierno, al contrario, hace mucho frío y nieva. Aunque le recomendamos el uso de ropa cómoda para hacer más llevaderos los desplazamientos por el espacio habilitado para los peregrinos, apelamos a su sentido común para respetar, sobre todo en verano, las mínimas normas de decoro exigibles sobre todo en los espacios destinados a la oración.

¿Qué se come en Polonia?

La cocina polaca es una mezcla de gastronomías de origen eslavo, alemán, turco y francés, entre otros. El desayuno es abundante y, en los establecimientos en los que se hospedará el desayuno es de tipo buffet. El plato nacional se denomina bigos (chucrut o col fermentada ácida con trozos de carne y salchichas) o schabowy (chuleta de cerdo rebozada). El té y la cerveza son las bebidas nacionales de Polonia.

Dejar una respuesta